El Ilustre Ayuntamiento de la Villa de San Bartolomé de Tirajana ha instalado recientemente en sus oficinas un registrador de sonido, con el que fomentar adecuadamente el confort ambiental en sus instalaciones.

Mediante la instalación de esta tecnología, contribuye eficazmente a la ergonomía sonora del lugar en cada momento, instando a los presentes a modular el tono de voz, guardar silencio y/o mantener el orden para un mejor desarrollo del trabajo y gestiones municipales.

Los registradores de sonido son altamente disuasorios en entornos donde confluyen muchas personas, tales como: salas de espera, comedores escolares, bibliotecas, centros educativos, etc...

Poner medios para la prevención de la contaminación acústica demuestra la creciente preocupación por el medio ambiente y la responsabilidd social corporativa que como administración municipal deben cumplir.

¿Necesitas más información sobre prevención del ruido? Contáctanos

Comentarios
  • Comentario de: Aurelio | 30 Octubre 2014

    Ojala siga sus pasos el resto de Ayuntamientos, sobre todo en zonas de ocio.

Escribe tu comentario